PROCEDIMIENTO

Un equipo de como mínimo dos personas se ocupa del transporte y despliegue del equipo Blower Door ® en el lugar a ensayar. 

Toda abertura que no sea una carpintería o un defecto visible, como grietas u oquedades, debe ser sellada completamente, usando el plástico impermeable del conjunto Blower Door® fijado con cinta de carrocero o cinta de aluminio en el caso de que la superficie sea resbaladiza en exceso.

La puerta de entrada será sellada con el armazón de aluminio y la tela impermeable del equipo, donde se encajará el ventilador. A esta tela habrá de llegar un tubo desde el exterior para la toma de presión base. 



Se conectará el ventilador a un ordenador portátil, con el software de control necesario. 
Tras tomar la presión base, el programa accionará el ventilador hasta lograr la sobrepresión o depresión requerida, dependiendo de si el ensayo es de presurización o despresurización; ambos necesarios para obtener los índices requeridos. 



El sistema de control evaluará el flujo de aire para diversas presiones, generalmente en intervalos de diez entre 70 y 30 Pascales. 



Mientras la prueba se halla en proceso, se lleva a cabo una toma de datos con cámara termográfica para identificar defectos y fenómenos concretos en el edificio.