INICIO

La eficiencia energética es una de las preocupaciones de actualidad el campo de la arquitectura. Se requieren edificios más eficientes: más baratos de mantener, que además cuenten con una menor huella energética. 

Uno de los aspectos de la eficiencia energética con mayor repercusión es la entrada de aire exterior; que de tratarse de entradas involuntarias llamaremos infiltraciones. De poco sirven los avances en aislamientos si las infiltraciones son cuantiosas debido a carpinterías de baja calidad o errores de obra que dejan rendijas al descubierto. 

El proyecto de investigación que se propone busca conocer la hermeticidad de la envolvente arquitectónica en el sector residencial español (y, por tanto, la tasa de infiltraciones que origina), caracterizando y cuantificando tanto los caudales como los puntos débiles de las soluciones constructivas habituales, y estableciendo un procedimiento de evaluación del exceso de consumo energético mediante un estudio experimental y numérico a realizar en toda la geografía española. 

El procedimiento experimental que consiste en un ensayo de presurización del volumen interior del edificio, denominado comúnmente BlowerDoor Test, se basa en las normas EN 13829 e ISO 9972:2006, y es habitual ya en muchos países de nuestro entorno, que recogen exigencias normativas concretas para verificar la correcta ejecución de las obras.